480950392_d1db4ea1ef_o.jpg



CANCIONES PARA LA PAZ

1. Los niños quieren la paz

Texto explicativo

Los atentados del 11 de marzo de 2004, también conocidos como 11-M, fueron una serie de ataques terroristas en cuatro trenes de la red de Cercanías de Madrid, en la que muri ó muchísima gente inocente: mujeres, niños , trabajadores , emigrantes etc.
Esta canción está dedicada a ellos y a sus familias para decirles que no queremos olvidarlos y que su recuerdo es un motor para conseguir la paz y para evitar sucesos terroristas como éste.
Al terrorismo y a los terroristas les gritamos ¡BASTA YA!, y contradiciendo a Maquiavelo, “El fin no justifica los medios”, porque como dijo Gandhi: “Ojo por ojo y todo el mundo acabará ciego.”

Letra

1
Se paró el reloj
en el andén de la estación,
despertó una canción,
en un rincón del corazón.

Son de aquí, son de allá,
se fueron sin poder hablar.
Su familia somos todos
y nunca vamos a olvidar.

Amigo conmigo
tú puedes contar,
y todos unidos
vamos a ganar.

Canta conmigo canta
gritaremos basta ya.
Ven y dame la mano,
los niños queremos la paz.
(BIS) ..........................................

2

Nuestra voz llegará
por la tierra y por el mar,
yo estaré, tú estarás
y nunca nos podrán callar.

No nos van a quitar
la esperanza de vivir,
en un mundo sin temor
donde poder ser feliz.
Amigo conmigo
tú puedes contar,
y todos unidos
vamos a ganar.

Canta conmigo canta
gritaremos basta ya.
Ven y dame la mano,

los niños queremos la paz.
(BIS) ......................................

3

Hoy estamos aquí
te queremos cantar,
los niños queremos la paz.
Hoy estamos aquí
te queremos cantar,
el mundo quiere estar en paz.

Canta conmigo canta
gritaremos basta ya.
Ven y dame la mano,
el mundo quiere estar en paz,
el mundo quiere estar en paz,
el mundo quiere estar en paz.


2. Minas-piedras. Juanes

Letra

1
Son caminos de caminos
donde las piedras son las minas
que van rompiendo huesos
de la tierra que se queja
dejando inválida la esperanza.

La dulce voz de un niño
se torna en la tormenta
de un llanto incontrolable
de dolores viscerales
que no entiende la inocencia.

Los árboles están llorando
son testigos de tantos
años de violencia
El mar esta marrón
mezcla de sangre con la tierra.

Pero ahí vienen bajando
de la montaña con la esperanza
las madres que ven por sus hijos
y que sus libros para la escuela
son su soñar.

2

Pero ahí vienen bajando
de la montaña con la esperanza
hombres y niños malheridos
buscando asilo, buscando un sitio
para soñar y amar.

No merecemos el olvido
somos la voz del pueblo
dice un señor sentado
con sus dos ojos vendados
pero que aún tiene
la esperanza en sus manos.

Los árboles están llorando
son testigos de tantos
años de violencia
El mar esta marrón
mezcla de sangre con la tierra.

3

Pero ahí vienen bajando
de la montaña con la esperanza
las madres que ven por sus hijos
y que sus libros para la escuela
son su soñar.

Pero ahí vienen bajando
de la montaña con la esperanza
hombres y niños malheridos
buscando asilo, buscando un sitio
para soñar y amar.

Son caminos de caminos
caminos de caminos
caminos de caminos
son caminos de caminos
caminos de caminos.

Texto explicativo

En Colombia, los niños, niñas y adolescentes siguen siendo muy vulnerables a las consecuencias del conflicto armado en curso y el número de víctimas de las minas terrestres ha aumentado considerablemente en los últimos años.

Los niños están particularmente en riesgo de ser heridos o muertos por minas u otros dispositivos, porque esas armas, pequeñas, coloridas , son confundidas con juguetes.

Las minas terrestres y municiones sin explotar están presentes en 31 de las 32 provincias de Colombia y, cada vez más, se encuentran no sólo en zonas de combate, sino también en los patios de las escuelas, cerca de fuentes de agua y carreteras.

Los niños refugiados y personas desplazadas que regresan a casa después de una guerra son las que sufren más riesgos, ignorantes como son de las zonas de peligro. Quedan muchos de ellos mutilados, ciegos, sordos o muertos. Los niños corren un mayor riesgo de ser muertos en una explosión y el 85% de los niños heridos por minas terrestres mueren antes de llegar al hospital.

En los casos en que el tratamiento médico es posible, el costo es prohibitivo para las familias pobres, sobre todo porque los niños necesitan más atención que los adultos. Durante el crecimiento, además, debe ser adaptado continuamente con nuevas prótesis, y un niño que sobreviva a una explosión podría ser obligado a someterse a varias amputaciones.

Sin los cuidados adecuados, los niños afectados por las minas terrestres no pueden volver a la escuela y pierden la oportunidad de recibir una educación , de socializarse y de labrarse un futuro. Quedan impedidos para encontrar un trabajo y casarse, lo que significa que en muchos casos son considerados una carga para sus familias.

Según la Campaña para poner la prohibición de las minas, la producción de una mina cuesta 3 €, pero, una vez enterrado, puede costar más de 1000 € buscarla y destruirla.

Nosotros queremos que todos los gobiernos del mundo se comprometan a hacer un tratado de prohibición de todas las minas terrestres antipersonales.

Esta canción es una denuncia contra las minas antipersonales para que nunca sean fabricadas y sean destruidas todas las existentes. También quiere ser un toque de atención a gobiernos y sociedad para que ayuden a las personas, niños o mayores que han sufrido sus consecuencias. Para que reciban la ayuda que necesitan para paliar sus males y puedan mirar el futuro con cierta esperanza.

3. La orilla blanca, la orilla negra.


Letra

1- Debe hacer un alto mi capitán.
- Sí que estoy cansado, no puedo más.
- Alerta, cúbrase, al terraplén.
- Alerta estoy más cúbrete tú también.

- Di soldado de dónde eres tú.
- Del país vecino que hay más al sur.
Y por el río pasa la frontera
la orilla blanca, la orilla negra
y sobre el puente veo una bandera
mas no es la misma que está en mi corazón.

2- De los míos creo no debes ser.
- Por mi uniforme lo puede ver.
- No sé mis ojos ya están sin luz
me han herido y tal vez fuiste tú.
- Triste es el destino mi capitán.
- Mientras hayan guerras no cambiará.

En la colina silba la metralla,
la hierba verde está quemada,
y por el río continua la batalla,
nosotros dos ya llegamos al final.

3-Tengo que marcharme mi capitán.
- Voy contigo no me querrás dejar.
- No te abandonaré, lo sabes ya
que vamos juntos para la eternidad.
Todo ha pasado, hay paz en la frontera,
en la orilla blanca, en la orilla negra,
pero alguien llora y se desespera
gritando un nombre que no responderá.
- Debe hacer un alto mi capitán.
- Sí que estoy cansado, no puedo más
.

Texto explicativo


Esta canción trata de lo absurdo y el sinsentido de la guerra, y es tan actual como la masacre de gente inocente que se está produciendo estos últimos días en el conflicto entre el estado palestino e Israel. Vaya nuestro recuerdo y solidaridad hacia todas estas víctimas inocentes de la guerra.

En esta canción se encuentran un capitán y un soldado malheridos y que se prestan ayuda mutua. Debido al estado de los dos, sin fuerzas, desanimados y hundidos ya no quieren, ni pueden luchar. Tampoco entienden porque lo hacen. Solo saben que un río constituye la frontera de los pueblos en guerra, y que cada orilla es blanca o es negra, es buena o es mala según el sitio al que pertenece cada uno cuando la guerra comienza.

La guerra es absurda, porque enfrenta a países vecinos, porque los que ostentan el poder falsifican los sentimientos del pueblo para hacerla posible, porque se justifica lo injustificable, se razona lo irracional y hace del odio una forma de vida. En toda guerra como en la canción, siempre hay alguien en la misma o al final de ella, gritando desesperadamente el nombre de un ser querido y que nunca le responde. Por eso gritamos ¡BASTA YA!

4. No dudaría.

Texto explicativo

Lo considero un himno en contra de la violencia y de la guerra compuesta por Antonio Flores. Ojalá lo pudiéramos escuchar con convicción y sentimiento en voz de muchos de los políticos y dictadores que gobiernan el mundo, lo cual significaría el soñar con una paz hasta ahora imposible, desde que el hombre es hombre.

Letra

Si pudiera olvidar
todo aquello que fui.
Si pudiera borrar
todo lo que yo vi.
No dudaría,
no dudaría en volver a reír.

Si pudiera explicar
las vidas que quite.
Si pudiera quemar
las armas que use.
No dudaría
no dudaría en volver a reír.

Prometo ver la alegría,
escarmentar de la experiencia.
Pero nunca, nunca mas
usar la violencia.
Si pudiera sembrar
los campos que arrasé.
Si pudiera devolver
la paz que quité.
No dudaría,
no dudaría en volver a reír.

Si pudiera olvidar
aquel llanto que oí.
Si pudiera lograr
apartarlo de mí.
No dudaría,
no dudaría en volver a reír.

Prometo ver la alegría
Escarmentar de la experiencia
Pero nunca, nunca mas
Usar la violencia